Después del revuelo causado por el virus, muchos negocios han tenido que cerrar debido a las imposiciones gubernamentales; muchos otros ya venían adaptándose a las nuevas formas de vender en línea.

En un mundo donde se han democratizado las herramientas tecnológicas y son más accesibles los sistemas, muchos negocios familiares han dado el salto al mundo digital; sin embargo, se enfrentan a una forma de vender que sustituye los locales y los escaparates por los anuncios y las páginas y si bien representa un mercado nuevo y creciente también existen muchas cuestiones nuevas que deben considerar como las regulaciones hacendarias y la forma de realizar los cobros.

El coronavirus llegó para quedarse y el mundo ya ha cambiado, por lo que el e-commerce es una opción; no obstante, no porque esté disponible quiere decir que va ser fácil. Por ejemplo, Mercado Libre fue fundado en Argentina y si al principio cualquier persona podía subir sus artículos y venderlos aunque fueran usados, ahora ya cobran por venta, por posición en los listados y hasta hacen estrategias de marketing dentro de la plataforma porque además ahora hay tiendas oficiales de las grandes marcas. En Argentina solamente el tráfico mensual supera los 49 millones de visitantes y han cubierto casi todas las búsquedas de ese país y no solo ese sino varios más incluido México.

Ahora ¿cómo es posible que el usuario en vez de comprar en ML compre en nuestro sitio? Imaginemos cualquier cosa que podamos vender: celulares, camisetas, plantas, videojuegos; si no aparece Coppel, entonces será Elektra, Walmart, Mercadolibre y mil páginas más antes que la nuestra.

¿Entonces, cómo podemos vender en un mundo tan competido como el digital? Pues voy a darles unos secretos de iniciación para que puedan saber a qué se van a enfrentar si quieren vender su producto.

Muchos diseñadores que he conocido quieren hacer su marca de ropa, su línea de playeras y creen que su diseño vale más que los materiales de fabricación; negocios locales como los de comida compiten con restaurantes y muchos servicios de comida rápida y deben competir con muchos más para vender ¿Cuál es el primer paso que se debe seguir?

Identifica tu nicho de mercado: Si vendes accesorios de celulares puedes hacer tu página y esperar vender tus artículos o puedes sacar tu cuenta de Mercado libre y vender desde ahí, si bien te evitarás mantener una página y pagar publicidad, diseñadores y muchas cosas más que implica tener un e-commerce, pagarás el 16% de comisión por venta más gastos si quieres tu campaña, pero de seguro vendes. Si tienes una florería no vas a competir con Mercado libre, pero vas a tener en frente a Envia Flores, Azap Flores, Lola Flora y muchas más que tiene en poder de pagar campañas de 100 000 pesos mensuales y tener equipos encargados de su tráfico orgánico. Pero no todo está perdido, aún así es posible vender con una estrategia bien pensada.

Mide tus posibilidades: Como todo negocio existen alcances y planes de ventas se debe considerar los costos de la página y la plataforma, así como de la operación y la publicidad de la página y sumarla a la materia prima para tener un costo total y de ahí calcular la ganancia.

Trabaja fuertemente: Tener una página requiere de un trabajo diario y constante, darle mantenimiento, vigilarla para que funcione y colocarle contenidos de calidad, además de administrar las campañas, menciones en redes sociales, subir, productos, tomar fotografías, hacer descripciones, entre otras muchas ocupaciones que requiere una página para vender.

Finalmente, aprende sobre e-commerce: tener una página actualizada y funcional es el mero principio para tener una tienda en línea, ya que las visitas y las ventas no van a caer sola porque tengas una página bonita; se necesita SEO, SEM, buenos perfiles en las redes sociales con interacciones, un buen trato al cliente, reseñas de google, en caso de tener tiendas físicas, estar dado de alta en Google my Business y muchas otras acciones que forman parte de una estrategia básica para ser visible y estar por encima de la competencia.